Preguntas frecuentes

¿CÓMO AYUDAR A INSTAURAR LA LACTANCIA MATERNA?
Para favorecer que la lactancia materna se instaure bien desde el primer momento es fundamental que tras el nacimiento se motive el contacto piel con piel, sin interrupciones, favoreciendo que el bebé consiga de modo espontáneo alcanzar el pecho. Amamanta pronto, cuanto antes mejor. Durante la 1ªhora después del parto el instinto de succión es muy intenso.
Dejar que la naturaleza actúe y respetar ese momento contribuye no sólo a la “subida de la leche”, sino también a que se establezca un vínculo afectivo saludable madre-hijo. Y es que la naturaleza es sabia, así que el mejor consejo que te podemos dar es que estés tranquila, tú eres la mejor madre para tu bebé.

¿QUÉ DICE LA OMS AL RESPECTO?
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de vida del recién nacido. Además, recomienda continuar dando el pecho durante los 2 primeros años del bebé.

¿CUÁL DEBE SER LA FRECUENCIA DE LAS TOMAS?
Es el bebé quien marca las pautas mamando a demanda. Cuanto más mama el bebé, más leche produce la madre. Ofrece el pecho a menudo. No mires el reloj y dale el pecho cada vez que busque o llore sin esperar a que “le toque”. La mayoría de los recién nacidos necesitan alimentarse cada 2-3 horas, es decir, entre 8-12 veces al día.

¿CÓMO SABER SI EL BEBÉ TIENE UNA CORRECTA POSICIÓN AL MAMAR?
Sea cual sea la posición a adoptar, la cabeza del niño tiene que estar alineada con el pecho de la madre, sin que tenga que girar, flexionar o extender el cuello. La boca del bebé tiene que estar muy abierta, con el pecho bastante dentro de la boca. Normalmente se nota que el bebé “trabaja” con la mandíbula, cuyo movimiento rítmico se extiende hasta sus orejas y sienes, y que sus mejillas no se hunden hacia adentro sino que se ven redondeadas. Cuando el bebé succiona de esta manera no deberás sentirte dolorida siquiera cuando tengas grietas.

¿DE QUÉ PECHO LE DEBO DAR DE MAMAR?
Alterna los senos en cada toma para evitar que se colapse el pecho. Si tienes mucha presión y al bebé aún no le toca la toma, una buena idea es extraerte la leche y reservarla para más tarde.

¿ES MI LECHE LO SUFICIENTEMENTE BUENA PARA MI BEBÉ?
El cuerpo es muy sabio y, salvo enfermedad, la leche materna siempre es la más indicada y la mejor para el recién nacido. No sólo se adapta a la cantidad de leche que se consume, disminuyendo la producción cuando corresponde, sino que también se adapta, cambiando su composición, respecto a las nuevas necesidades nutricionales del niño según va creciendo.

¿CÓMO SABER SI EL NIÑO TIENE HAMBRE?
Verás que es muy fácil darte cuenta, pues empieza a llorar y a hacer movimientos de succión buscando tu pecho. Siempre se deben tener en cuenta estas señales, y no el reloj para decidir cuándo alimentarlo.

¿POR QUÉ OTRAS RAZONES MAMA UN BEBÉ?
Un bebé también mama por razones diferentes al hambre, como por necesidad de consuelo.

¿CÓMO RECONOCER SI EL BEBÉ ESTÁ LLENO?
Normalmente, cuando el bebé está saciado deja de mamar y se muestra satisfecho, aunque también puede suceder que quiera descansar un poco y continuar luego con la toma. De todas maneras, te darás cuenta fácilmente observándolo.

¿SON LAS TOMAS DE LA NOCHE IGUALES A LAS DEL DÍA?
Las tomas de la noche son importantes pues es cuando la prolactina (hormona que estimula la secreción de la leche) tiene su máxima producción. Además, la composición de la leche materna por la noche es rica en tryptophano, un aminoácido responsable de la regulación del sueño, por lo que el bebé dormirá mejor gracias a estas tomas.

¿NECESITO UN SUJETADOR ESPECIAL DURANTE DE LACTANCIA?
Utiliza un sujetador adecuado a la talla real de tu pecho pecho, que te resulte cómodo, sea de algodón y tenga tirantes anchos. Existen sujetadores especiales de lactancia que disponen de clips para destapar y tapar el pecho sin necesidad de desvestirte.

¿CÓMO DEBO CUIDARME EL PECHO?
Ejercita los músculos de los pectorales practicando algún deporte como la natación, el yoga o el pilates (siempre consultando antes con tu médico o matrona). Los pezones deben estar siempre bien ventilados y no exponerse al sol de forma directa y prolongada. Si utilizas discos absorbentes, es conveniente que su transpirabilidad sea máxima y que los cambies con frecuencia para evitar su maceración con la humedad.

¿CÓMO PREVENIR LA APARICIÓN DE ESTRÍAS EN EL PECHO?
Con la subida de la leche es posible que aparezcan estrías en el pecho. Las cremas ricas en vitamina E y aceite de rosa mosqueta contienen propiedades que te ayudarán a prevenirlas.
Los productos de la línea cosmética de Suavinex están formulados para el cuidado específico de la piel durante el embarazo y el post-parto. Puedes usar la Crema Antiestrías de Suavinex siempre y cuando evites aplicarla directamente sobre el pezón.

¿CÓMO PREVENIR LA APARICIÓN DE GRIETAS/ IRRITACIONES EN LOS PEZONES?
Finaliza las duchas tonificando los senos con un chorro de agua fresca. De este modo no eliminarás la grasa segregada que tiene propiedades lubricantes y antibacterianas para el pezón. Una vez finalizada la toma, aplica un poco de la leche secretada sobre los pezones, ya que ésta posee componentes antiinfecciosos y antiinflamatorios. Las cremas ricas en lanolina te ayudarán también a prevenir la aparición de grietas o irritaciones; puedes usar la Crema Cuidado del Pezón de Suavinex.

¿PUEDO DAR DE MAMAR A MI BEBÉ A CONTINUACIÓN DE HABERME APLICADO LA CREMA CUIDADO DEL PEZÓN?
Sí, no es necesario lavar el pezón antes de dar el pecho a tu bebé. La crema está compuesta por lanolina 100% ultrapura e hipérico, activos totalmente naturales e inocuos para el recién nacido.

¿EXISTE ALGÚN TRUCO PARA QUE EL BEBÉ NO ESTIRE AL RETIRARLO DEL PECHO?
Antes de retirar al bebé del pecho es importante interrumpir la succión para evitar que el bebé tire con sus encías y pueda lastimar el pezón. Puedes introducir tu dedo meñique por las comisuras de los labios del bebé para romper el vacío oral que este realiza al mamar.

¿CUÁNTO DEBO COMER YO?
Cuídate y aliméntate bien. Come de manera saludable y equilibrada ingiriendo al menos 1.800 calorías diarias. Mientras das el pecho no realices dietas hipocalóricas, con una ingesta de menos de 1.500 kilocalorías, ya que puede ser perjudicial tanto para ti como para tu bebé.

¿CUÁNTO DEBO BEBER YO?
Hidrátate bebiendo al menos dos litros de agua al día. Es habitual un aumento de la sensación de sed cuando se da el pecho, por lo que te recomendamos que tomes agua regularmente. Modera el consumo de bebidas con cafeína. Además, sabrás que fumar está totalmente desaconsejado durante el embarazo y el post-parto por los peligros que conlleva para el bebé.

¿QUE PASA SI NO PÙEDO/QUIERO DARLE EL PECHO A MI BEBÉ?
Cada madre hace lo que cree que es mejor para su hijo o para el binomio mamá-bebé. Tanto la mujer que tiene claro que no quiere lactar, teniendo toda la información a su disposición, como la que ante las dificultades o circunstancias del entorno debe dejar la lactancia materna de lado, merecen respeto. Si decides ofrecer a tu bebé lactancia mixta o artificial estaremos contigo. Suavinex ofrece opciones para todas. La maternidad al fin y al cabo es amor y, por eso, todas las madres merecen respeto y cariño.

¿QUIÉN PUEDE AYUDARME SI TENGO DUDAS?
Busca apoyo si lo necesitas. Pregunta a tu matrona. Existen asociaciones y grupos de lactancia que podrán ayudarte.